Agregado Agrícola de Chile para ASEAN: “Los consumidores del Sudeste Asiático, al las naciones más “conectadas” del mundo, continuarán recurriendo al canal e-commerce para el abastecimiento básico de alimentos post pandemia”
Julio 22, 2020|Actualidad
La Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN por sus siglas en inglés: Association of Southeast Asian Nations) es una organización intergubernamental de estados del sudeste asiático creada el 8 de agosto de 1967 por cinco países: Tailandia, Indonesia, Malasia, Singapur y Filipinas. En la actualidad está integrada por 10 países de la región del sudeste asiático: Malasia, Indonesia, Brunéi, Vietnam, Camboya, Laos, Myanmar, Singapur, Tailandia y Filipinas.

Chile goza de un estatus frente a ASEAN como “Socio de Desarrollo” (2019), convirtiéndo a Chile en el segundo país en el mundo, después de Alemania, en obtener este tipo de relación con el bloque. Un estatus que posiciona a nuestra nación como uno de los países latinoamericanos con mayor potencial de colaboración hacia un futuro que permitirá que naciones del sudeste asiático que aún no han alcanzado su potencial de desarrollo, tales como Camboya, Laos, Myanmar, puedan aprender de la experiencia de Chile en relación a la formación de trayectoria agroalimentaria, de agricultura sustentable e inteligente y un robusto control sanitario en su calidad de isla fitosanitaria.

La importancia económica de este bloque para nuestro país es evidente y con un potencial enorme. Durante el periodo enero – marzo de 2019, el intercambio comercial llegó a los US$ 822 millones. En el 2018, el intercambio comercial alcanzó los US$ 3.451 millones. Así para conocer qué pasa con el Sudeste Asiático en el marco del Covid-19, SimFRUIT conversó con Fernando Balart, Agregado Comercial de Chile para ASEAN.

¿Cómo evalúas las condiciones de mercado, actualmente en los mercados más importantes del ASEAN para las exportaciones de frutas de Chile?

Si bien se pensaba que la pandemia iba a ser muy agresiva y dañina para las naciones del Sudeste Asiático, dada su extensiva población e informalidad en el estilo de vida de sus ciudadanos, no se ha materializado de esa manera. Identificamos cierta polaridad en la región, destacando por ejemplo a Vietnam que tomó una actitud de preocupación extrema, aprendiendo de brotes virales que han sufrido en el pasado, tales como el SARS 2003, gripe aviar 2010, influenza y dengue, frente al COVID-19 cerrando sus fronteras y poniendo bajo cuarentena a sus 95 millones de habitantes; declarando hoy solamente 380 casos de contagio y ninguna muerte. Miientras que Indonesia y Filipinas continúan incrementando a diario el nivel de contagios y muertes, tanto en zonas metropolitanas como rurales, declarando oficialmente 82 mil casos y 62 mil casos, respectivamente. Dada la extensiva población de ambos países (265 millones Indonesia, 109 millones Filipinas) se sospecha, con cierta evidencia, que las cifras declaradas son una parte ínfima de la realidad que vive el país, estimando números mayores a medio millón de contagios.

No obstante, independiente del efecto de COVID-19 , en los países de ASEAN, eso no ha constituido en una disrupción en la cadena de abastecimiento de alimentos, o importaciones frutícolas de Chile. Desde el comienzo del brote, las autoridades agrícolas de ASEAN accedieron rápidamente a sustituir los tradicionales certificados fitosanitarios por versiones en digital, lo que ha ayudado enormemente a mantener el flujo de importaciones durante nuestra temporada.

La situación portuaria en los principales mercados de ASEAN para Chile (Tailandia, Indonesia, Vietnam, Malasia y Filipinas) ha sido estable, al igual que la logística interna de cada país, independiente de las medidas cuarentenarias que se tomaron desde mediados de marzo, y que en algunos países persisten.

En relación al consumo, se piensa que los consumidores del Sudeste Asiático, al ser una de las naciones más “conectadas” del mundo, continuarán recurriendo al canal e-commerce para el abastecimiento básico de alimentos post pandemia. Estas tendencias, si bien se acrecentaron durante los últimos meses, se proyectan como preferencias exclusivas en el comportamiento de compra, dada las facilidades financieras, logística en distribución, promociones y la preferencia por consumo dentro del hogar.

Debido al Coronavirus ¿Hay mayor control de los alimentos como en China?, ¿Se está pidiendo algún tipo de declaración especial o se visualiza que esto podría ocurrir?

Si bien esperamos que cada mercado de ASEAN evalúe sus actuales regulaciones de importación en los próximos meses a medida que vuelvan a una vida “normal”, no se han evidenciado nuevos requerimientos inmediatos por causa de la pandemia. Sin embargo, hemos identificado que materias como inocuidad alimentaria, actualmente son priorizadas dentro del comercio internacional, donde todos los actores dentro de la cadena de valor (importadores, distribuidores y consumidores) están cada vez más conscientes de las buenas prácticas agrícolas y de manufactura de sus países proveedores.

frutas

De acuerdo a estadísticas de ASOEX , durante la temporada 208-2019, las exportaciones de frutas chilenas crecieron en Indonesia 17%, Malasia 45%, Vietnam 3%, evidenciándose en Tailandia una baja de 43% respecto a la temporada anterior ¿Cómo se visualizan hoy las condiciones de los mercados en un marco aún de Coronavirus?

Esta temporada ha sido especialmente distinta en ASEAN en comparación a otros períodos producto de la contingencia en China a comienzos de año, irregularidad en la demanda durante la pandemia, y también por medidas burocráticas tomadas por algunos países de la región. Por ejemplo, Indonesia publicó una nueva regulación en noviembre de 2019 que exigía documentación administrativa de inocuidad adicional que se considera inviable a esa altura del año, lo que provocó una caída de -75% en el volumen importado de uva de mesa. Si bien cambios regulatorios suelen ser frecuentes en el comercio internacional, la burocracia indonesia, acompañada de medidas proteccionistas dificultaron una temporada normal en este país. Igualmente, se observaron caídas en la exportación de uva de mesa a Vietnam, Filipinas, Malasia, pero esto obedece a efectos de la pandemia y una demanda irregular en el consumo tradicional de frutas frescas durante el primer semestre del año. En el caso de Tailandia, por otro lado, observamos un crecimiento de 25% en la exportación de uva de mesa, probablemente recibiendo el déficit de los otros países vecinos de la región. Observamos también un incremento en la exportación de cerezas a Filipinas, arándanos a Malasia, y un volumen parejo de cerezas a Tailandia en comparación al año anterior.

En los mercados de ASEAN lideran las exportaciones frutícolas las uvas de mesa y las manzanas ¿Crees que hay mercado para frutas como cerezas y arándanos?

No es recomendable considerar a la región del Sudeste Asiático bajo sólo una estrategia comercial, tomando la región como un ente común. Cada mercado es notoriamente distinto a su vecino, desde comportamiento comercial, idiosincrasia, religión, idioma, barreras culturales y competidores a los que nos enfrentamos. Lo que sí los une es el potencial de crecimiento que sin duda existe para Chile, en relación a la oferta de cerezas y arándanos. Esto debido a que la clase media emergente de sus principales países cuentan con un poder adquisitivo creciente, conciencia sobre los productos saludable y estacionales de calidad e influenciados sobre tendencias de consumo extranjeras, de mercados maduros tales como EE.UU., Australia, Reino Unido y China. La población de origen chino en los principales mercados de ASEAN es una minoría étnica interesante, no solamente desde el consumo de estas especies, sino que por el activo rol que juegan en la importación de frutas frescas como actividad comercial principal.

En cuanto a tendencias relevantes, el año nuevo chino es también celebrado en Malasia, Tailandia, Vietnam y Singapur, y dicha festividad suele ser acompañada del consumo acrecentado de cerezas, actualmente dominado por la oferta de Nueva Zelanda y Australia, sin embargo existiendo ventanas disponibles para una eventual oferta de Chile. Chile goza de apertura fitosanitaria para cerezas y arándanos en casi todos los mercados de ASEAN, y los beneficios arancelarios alcanzados por Chile a través de acuerdos comerciales, han propiciado el camino para aprovechar aquellos nichos de mercado que apoyen a impulsar una estrategia de diversificación de mercados y explorar las oportunidades que esta región ofrece.

Mayor información sobre los mercados de ASEAN revise AQUÍ Documento de Odepa: Oportunidades para la agricultura chilena en mercados del sudeste asiático

Fuente: SimFRUIT

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *