Banco Mundial destaca éxito de las exportaciones chilenas de frutas frescas en China, y lo coloca como un ejemplo a seguir por otros países
Mayo 8, 2020|Noticias Destacadas
En su informe “Central Asia’s Horticulture Sector: Capitalizing on New Export Opportunities in Chinese and Russian Markets”, el Banco Mundial destaca el éxito de las exportaciones chilenas de frutas frescas en el mercado chino, las cuales han registrado un importante incremento desde 2008 a 2018. “A pesar de ser un país relativamente pequeño, en los últimos diez años, Chile se ha convertido en uno de los principales exportadores de fruta a China”, destaca la entidad.
Según el Banco Mundial “hay varios factores que han contribuido al éxito chileno en el mercado chino que pueden servir como lección para otros países”, y si bien observa que existen variables externas como algunas tendencias macroeconómicas globales y la estacionalidad (contra estación) de la producción de frutas chilenas, también destaca que la consistencia, el sistema de libre comercio y las reformas en las políticas agrícolas, han generado el escenario perfecto para el desarrollo del sector agro-exportador chileno, preparándolo para el éxito en el mercado chino. “Las lecciones aprendidas de estas reformas pueden ser utilizadas por los países de Asia Central que deseen diversificar sus exportaciones y aumentar su presencia en el mercado chino”, asegura la entidad.

El Banco Mundial destaca que la firma del TLC entre Chile y China en 2005 (el primer acuerdo firmado por el país asiático con un país latinoamericano), es un factor clave del crecimiento de las exportaciones chilenas en China, en detrimento de los envíos a otros países como la Unión Europea, especialmente luego de la crisis económica mundial de 2007-2008, y la caída del Euro.

El organismo agrega como otros detonantes del éxito chileno la confiabilidad del sistema económico y comercial de Chile, donde, por ejemplo, cualquier cambio, en los aranceles de un TLC deben pasar por aprobación en el Congreso. “El compromiso del gobierno chileno con la integración internacional ha dado como resultado acuerdos comerciales con países que representan el 80 por ciento de la población mundial y el 85 por ciento del valor agregado global”, observa.
Agrega que desde la perspectiva de la agricultura chilena, los compromisos bilaterales del TLC han sido particularmente importantes, “debido a la ventaja comparativa de Chile en frutas frescas y procesadas, vino y productos del mar. A ello se agrega la creciente demanda de fruta importada en China, y la falta de oferta en los meses de invierno”.
Esfuerzos Público-Privados
El Banco Mundial también destaca las políticas que desde el Estado se han realizado para apoyar el desarrollo del Agro, las cuales han incluido: 1) desarrollo de políticas transparentes y eficientes para la industria; 2) grandes inversiones en inocuidad alimentaria y cumplimiento de calidad; 3) apoyo a las innovaciones; 4) apoyo a pequeñas y medianas empresas; 5) apoyo a iniciativas privadas para la promoción de exportaciones; y 6) la liberalización de las políticas comerciales y negociación de las mejores condiciones posibles con los socios comerciales actuales y potenciales.
Sin embargo, observa que este el crecimiento en China no ha sido sólo el resultado de un trabajo gubernamental, sino que también de la industria exportadora de frutas de chile, la cual produce y exporta no sólo cumpliendo los estándares de calidad e inocuidad impuestos por los mercados internacionales, sino que también cuidando aspectos del proceso de producción, además de las condiciones laborales y ambientales. En este marco, añade, la industria chilena ha trabajado para obtener diversas certificaciones como la del British Retail Consortium, Global G.A.P., GRASP, HACCP, Rainforest Alliance, además de certificaciones propias de tiendas como Tesco y Walmart, entre otras.

El Banco Mundial también destaca las acciones de la Asociación de Exportadores de Frutas de Chile AG (ASOEX) para apoyar a los productores y exportadores chilenos a cumplir con las requisitos internacionales, así como establecer las coordinaciones necesarias con el sector público a fin de facilitar las exportaciones.

Estos esfuerzos conjuntos público-privados, destaca el Banco Mundial, han tenido también un impacto en el éxito chileno, los cuales han sido reforzados por un enfoque estratégico en China y una fuerte promoción de las exportaciones, tanto a nivel de mercados mayoristas, minoristas, e-commerce, ferias, así como el establecimiento de relaciones de largo plazo a través de las oficinas comerciales y agrícolas de Chile en China, pero también entre productores y exportadores chilenos e importadores chinos. Todo ello, observa el organismo económico mundial, ha incidido en que se tejan lazos estrechos de cooperación, lo que ha permitido, por ejemplo, la creación de contratos especiales para transportar cerezas en barcos rápidos o Cherry Express en tan sólo 22 días.

Evolución de las exportaciones de frutas en China

El aumento significativo en el poder adquisitivo de China y la creciente penetración del comercio electrónico de alimentos en todo el país han aumentado drásticamente la demanda china de fruta, lo que resulta en un crecimiento dramático de las importaciones de fruta, y “Chile fue uno de los países que aprovechó esa oportunidad existente, y entre 2008 y 2018, sus exportaciones totales de fruta a China crecieron de USD$47 millones a USD$1,41 mil millones. Operando principalmente a través de distribuidores mayoristas chinos, los exportadores chilenos han aumentado su presencia no solo en las grandes ciudades, sino que también en mercados de ciudades más pequeñas a lo largo del país y lejos de la costa”.

Durante 2008-2018, las exportaciones de alimentos de Chile a China han crecido fuertemente y más rápidamente que a otros destinos, como Europa y Estados Unidos, destinos tradicionales de las frutas chilenas.

En 2018, Chile representó el 24% de las importaciones totales de fruta en China, seguido de cerca por Tailandia (23.9 por ciento), Filipinas (10.5 por ciento) y Vietnam (10.4 por ciento), entre otros.

Ahora bien, en términos de especies, el Banco Mundial destaca a las cerezas ($ 953.5 millones), las uvas ($ 203.8 millones) y las ciruelas ($ 64.4 millones), entre las cinco principales frutas exportadas por Chile a China. Las dos restantes son arándanos y carozos.

“Entre 2010 y 2018, las exportaciones de cerezas crecieron de USD$ 7.9 millones a casi USD$ 1 mil millones. Las exportaciones de ciruelas y uvas a China experimentaron un crecimiento similar, pero menos impresionante. En el caso de las ciruelas, las exportaciones a China han pasado de alrededor de USD$ 2 millones en 2000 a casi USD$ 66 millones en 2018. Mientras que los envíos de uvas aumentaron diez veces entre 2010 y 2018, de USD$ 21.5 millones a USD$ 210.1 millones. Las uvas siempre han sido una parte importante de las exportaciones chilenas, mientras que las exportaciones de otras frutas, como ciruelas y cerezas, son un fenómeno más reciente”, comentó el Banco.

Añadió que en 2018, las cerezas, ciruelas y uvas chilenas representaron el 86, 79 y 43 por ciento (o USD $ 1.100 millones, USD$93.5 millones y USD$274.5 millones), respectivamente, del valor de las importaciones chinas de estas frutas, y siguen siendo muy competitivas frente a otros orígenes.

Fuente: SimFRUIT

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *