Mayor consumo de antioxidantes impulsa cultivo de frutos nativos

OTIC Agrocap > Blog > Sin categoría > Mayor consumo de antioxidantes impulsa cultivo de frutos nativos

Mayor consumo de antioxidantes impulsa cultivo de frutos nativos

Octubre 3, 2019|Actualidad

El maqui, la murtilla y el michay, son algunos de los frutos endémicos que se producen en Chile y que tienen grandes perspectivas de desarrollo en el país, especialmente en la Región de Los Lagos

 Según cifras del Catastro Frutícola realizado por el Centro de Información de Recursos Naturales, Ciren, con el apoyo de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias, Odepa, publicado en julio de este año, existen 14,3 hectáreas destinadas a estos tres cultivos en la Región de Los Lagos, de un total de 34,3 hectáreas a nivel nacional. Destaca la comuna de Frutillar con 4,8 (ha) de maqui, 2,9 (ha) de michay y 2,4 (ha) de murtilla.

Si bien su crecimiento ha sido lento y el establecimiento de huertos aún es incipiente, especialistas destacan que tiene una proyección que puede ser importante en el tiempo, tal como lo fue el cultivo del avellano europeo, que se inició hace más de 20 años.

Cristián Parra, director de la Sociedad Agrícola y Ganadera, Sago de Osorno, comentó que estos frutos apuntan a satisfacer a un mercado de nicho, en el que los consumidores demandan productos elaborados en base a estos alimentos, por su alto poder antioxidante. “Hay una alta demanda a nivel internacional y este tipo de productos atrae el interés por parte de consumidores específicos”.

El especialista comentó que conoce algunos huertos ubicados en el sector de Riachuelo, y que son emprendimientos de productores que han tenido éxito con el cerezo y que también se atrevieron hace más de una década con el avellano.

“El precio es interesante y se ve como una alternativa que puede dar buenas opciones y crecer en el tiempo”, agregó.

El profesional señala que estas son experiencias innovadoras. “Siempre hay un pionero que va avanzando y aprendiendo de a poco”.

En este aspecto agregó que quizás falta más apoyo y apalancamiento, además de compartir experiencias, así como puede ser necesaria una mayor organización de los productores frutícolas.

De la misma forma comentó que uno de los aspectos que es necesario reforzar es el mayor conocimiento de los canales de comercialización.

En el aspecto del manejo del huerto, el especialista señaló que falta mayor información para los productores, así como destinar los mejores suelos al momento de plantar y no hacerlo en suelos marginales.

Investigación

Una de las empresas que ha desarrollado una fuerte investigación del maqui es Plangen. Neri Carrasco, gerente del Área Forestal de la empresa, comentó que empezaron hace una década a trabajar con mejoramiento genético de este fruto.

“Domesticar la especie es un proceso muy largo y no termina. Recién vamos a tener 10 años con nuestro programa de trabajo”, dijo.

Durante estos años de trabajo, explicó que han buscado individuos clonales con características superiores. “La variabilidad genética es muy alta y eso da espacio para obtener ganancia genética, y puedes escoger las mejores opciones”, comentó.

La ingeniero forestal explicó que si bien han tenido un desarrollo del material lento, se han dado cuenta que había interés por el maqui para hacer huertos. En su trabajo han buscado seleccionar individuos superiores en tamaño, cantidad de fruta, y relación pulpa semilla.

Carrasco recordó que el trabajo lo iniciaron con recursos propios y que nunca han accedido a fondos estatales.

“Es muy necesario impulsar este cultivo en la macro región sur, desde La Araucanía a Los Lagos, ya que es en esta zona donde están las mejores condiciones”, explicó.

Este año, agregó, esperan establecer cinco hectáreas más.

Sobre el perfil de quienes están apostando por este cultivo, señaló que si bien quienes más preguntan son los profesionales que no tiene relación con el agro, pero tienen campo y quieren innovar, finalmente los que plantan son los propietarios tradicionales que tienen lechería.

Nery Carrasco, agregó que también han tenido otras experiencias con berries como la murtilla. “Hay un desafío de mercado de alcanzar volumen. Chile debe avanzar en producción de materia prima estandarizada y trazable. El consumidor quiere saber quién lo hizo, cómo lo hizo, qué certificaciones tiene, entre otros aspectos”, sostuvo.

La investigadora comentó que se trata de un mercado con personas informadas que buscan este tipo de alimentos y los productos que se obtienen por un tema de salud y por estilo de vida, así como también buscan huertos orgánicos certificados.

Carrasco señaló que como empresa también entregan asesoría con un paquete agronómico para el sur de Chile, “ya que el productor necesita ayuda en todo el período”, indicó.

Sobre las proyecciones, Carrasco explicó que queda mucho trabajo por hacer, como desarrollar productos.

Interés

El doctor Tomás Lobos, académico del Instituto de Producción y Sanidad Vegetal de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Austral de Chile y el especialista en frutales, coincide en que los berries nativos han ido ganando terreno y lo seguirán haciendo dado que su interés radica en la alta cantidad de antioxidantes que poseen y la gran diversidad de usos que tienen.

En cuanto al mercado, por ahora explicó que preferentemente la agroindustria, “empresas farmacéuticas, entre otros, básicamente todo lo que tenga que ver con frutos procesados. Se emplean en cremas, productos lácteos, cosméticos, etcétera. Su consumo en fresco aún no se ha masificado, dado que la oferta aún no es grande, ya que son especies que aún en su mayoría no se encuentran domesticadas”, señaló.

En cuanto a los principales aspectos a tener en cuenta al establecer un huerto de maqui, señaló que los berries nativos en general no están del todo domesticados, por lo que aún hay mucho trabajo que realizar en cuanto a poda, sistemas de conducción, densidades de plantación, fertilización, riego, entre otros.

“Como en la mayoría de especies frutales, prefiere suelos con abundante materia orgánica y humedad. Es sensible a las heladas en floración, a la restricción hídrica y suelos con drenajes pobres”, concluyó.

Fuente: SimFRUIT según información de Campo Sureño/oppy

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *