“Los OTIC sectoriales si agregan valor”

OTIC Agrocap > Blog > Sin categoría > “Los OTIC sectoriales si agregan valor”

“Los OTIC sectoriales si agregan valor”

Abril 10, 2019|Opinión

Por Rodrigo López, Gerente General de Agrocap.

Sector frutícola, el caso de Otic Agrocap:

Rodrigo López, Gerente OTIC AGROCAP


Antecedentes del sector:

El sector frutícola agroindustrial tiene sus propias peculiaridades. Está fuertemente influenciado por la estacionalidad de sus procesos y por el factor territorial rural donde se produce, embala, procesan y transportan alimentos y los productos “vivos”. Por otra parte, año a año está aún más afectado por la escasez de personal calificado para realizar las labores. Tiene un débil recambio generacional a nivel operativo. Cada vez se hace sentir con mayor fuerza la automatización de los procesos y son más crecientes las exigencias de los clientes externos, mientras que los efectos del cambio climático plantean a los empresarios nuevos desafíos.

Es sabido que las personas son un factor clave para el crecimiento económico y productivo de las empresas y del país, dependiendo su desarrollo, en gran parte,  de la formación laboral que se aplique en forma permanente a quienes trabajan en cada sector productivo. Pero, por diversos factores, los procesos de enseñanza-aprendizaje no siempre pueden implementarse en la organización, haciendo que ésta no potencie las competencias individuales y colectivas de su personal,  ni cierre las brechas detectadas.

En este aspecto,  la participación de los organismos técnicos intermedios de capacitación (Otic) resultan claves, para ajustar la oferta de capacitación que plantean los organismos ejecutores,  y la real demanda del sector, es decir,  a través de  la gestión y asesoría del Otic se logra adecuar las necesidades de capacitación de cada empresa en particular, modificando la oferta disponible por parte de los organismos técnicos ejecutores,   quienes  deben elaborar un real “traje a la medida” de cada empresa adherida al organismo técnico intermedio en particular. En el caso de no capacitar y no usar los servicios que ofrece el Otic, esa empresa es la que poco a poco va perdiendo competitividad y, en el peor de los casos, y a largo plazo deja de ser sostenible.

Por otra parte, el sector frutícola es uno de los que genera mayor empleo en el país. Es así como anualmente emplea más 150 mil trabajadores permanentes y más de 385 mil trabajadores temporales.

Un aspecto a considerar,  y en el que generalmente los prejuicios existentes tienden a desconocer, es que gran parte de los productores y exportadores corresponden a empresas de tamaño pequeño o mediano, en el caso particular de Otic Agrocap, el 19% de sus asociados son empresas micros y pequeñas, el 30% son medianas y  el 51% % corresponde a grandes empresas.

Esto es muy importante de considerar al momento de desarrollar políticas públicas  que impactarán al sector en distinta magnitud,  según se trate de pequeñas, medianas o grandes empresas.

Nace Otic Agrocap:

En este marco, en el año 1988 se capacitaban en el sector silvo-agropecuario y pesquero 18.000 trabajadores anualmente, es decir,  un trabajador se capacitaba cada 45 años.

Conscientes de esta realidad y frente a la necesidad imperiosa de fomentar la capacitacion de los trabajadores del sector frutícola en el año 1999 la Asociacion de Exportadores de Frutas de Chile A.G (ASOEX), adopta la decisión de patrocinar la creación de Otic Agrocap. Asi,  el primer año de operación se incorporaron 33 empresas exportadoras las que hoy suman más de 400.

Desde esa fecha hasta hoy Agrocap ha intermediado la capacitación de más de 330.935 trabajadores en 35.500 cursos en “temas pertinentes” a los requerimientos de cada uno de sus asociados, las que suman 7.319.203 horas de capacitación. Cabe destacar que sólo en el año 2018 Agrocap intermedió la capacitación de 26.785 trabajadores, esto implica un impacto real en el logro de los objetivos de contar con trabajadores competentes y comprometidos con la industria.

Por desconocimiento de la realidad, se ha señalado como una anomalía  la forma de operar del sistema de capacitación, que tiene como base que las empresas hacen sus aportes al Otic, mayoritariamente en el mes de diciembre dando derecho a este aporte a la franquicia tributaria que la empresa rebaja de impuestos en el año inmediatamente posterior y utiliza los fondos para capacitar a sus trabajadores mayoritariamente en el invierno y primavera , que es cuando la naturaleza estacional del proceso productivo se lo permite, lo cual además varía según la región y especie de que se trate.

En particular en nuestro caso del total recibido en el año 2018, el porcentaje que se utilizó en capacitación durante el año fue de un 27%,  y un 56% se traspasó al año 2019, lo que totaliza un 83% en un año agrícola.

 

Uso de los excedentes de tercer año o becas laborales:

Ha resultado altamente positivo,  y de gran impacto para los trabajadores más vulnerables, el mecanismo de las becas laborales que se financian con los remanentes de tercer año, es así como Otic Agrocap ha capacitado con este mecanismo a más de 24.000 trabajadores privilegiando,- cuando era su decisión -, el público objetivo a mujeres temporeras, microempresarios y/o pequeños productores de la agricultura familiar campesina – AFC, a quienes se les entregaban oficios que le permitieran su sustento una vez terminada la temporada frutícola,  y técnicas y prácticas para mejorar los resultados de su actividad (con excelentes y innovativos resultados). Asimismo, se desarrolló un plan especial de capacitación e inserción laboral para más de 1.000 personas con capacidades diferentes, para lo cual se desarrolló un modelo de empleo con apoyo único en Chile.

Éste consistía, primeramente, en determinar qué cupos disponía una empresa y qué perfiles laborales correspondían a dichos cupos , y con esta información se capacitaba a los jóvenes en las competencias que el perfil ocupacional demandaba, asegurándose así  la empleabilidad del trabajador discapacitado.

Lamentablemente en el año 2014, la autoridad adoptó la decisión de que el SENCE debería determinar qué cursos licitaría cada Otic “perdiéndose la riqueza” que genera el conocimiento que tiene el Otic de las “necesidades efectivas” de los trabajadores y cada una de las regiones del país. Llegando al extremo que, en un año, se nos exigió licitar 4 cursos valorados en $40.000.000 cada uno, para paseadores de caballo de carrera.

Excepcionalmente durante el año 2018, por intercesión del  Ministro de Agricultura a instancias de ASOEX ante su par del Trabajo, se logró la implementación de un “Proyecto Piloto” de becas laborales dirigido a Migrantes, mediante el cual se les entregaron las habilidades y competencias para insertarse exitosamente en el sector frutícola, en la región de O’Higgins y del Maule, beneficiando a  863 trabajadores principalmente haitianos. Debido al éxito de este programa, se debería replicar y profundizar este año,  y los siguientes, por la necesidad imperiosa  del sector.

Por otra parte, nuestra organización ha priorizado el uso de los recursos prioritariamente en capacitación de los trabajadores de sus empresas, en consecuencia, el fondo disponible para becas que originalmente era significativo anualmente ha ido disminuyendo,  según se señala en la tabla siguiente:

 

Vale decir que el año 2018/2019 el fondo de becas corresponde al 19% de aportes recibidos, lo cual demuestra la efectividad de la acción de Agrocap, incentivando a sus empresas socias a utilizar sus recursos en capacitaciones pertinentes y con alta demanda.

 

Estudios y Publicaciones:

Para optimizar su rol de asesor de las empresas del rubro frutícola, Otic Agrocap ha desarrollado diversos estudios entre otros:

–       Características de la oferta de trabajo y de las condiciones de empleo trabajadores del Sector Fruticola Exportación

–       Formación de mandos medios. Exigencia fundamental para la competitividad del sector frutícola

Por otra parte en el año 2008 Agrocap introdujo en Chile el Sistema Integral de Medición y Avance de la Productividad (SIMAPRO), modelo de mejora continua y gestión del conocimiento que se traduce en mejoras en la productividad de entre un 20 y 30%, disminución de los accidentes de trabajo hasta un 49%, disminución de días perdidos hasta un 35,5%, disminución de costos entre 18 y 20% mejora del ambiente laboral y lo mas importante esta demostrado el aumento de los ingresos de entre un 16 y 30% de los trabajadores de las empresas que lo implementan. Todo esto esta publicado en los documentos:

–       Simapro sinergia entre capacitación y mejora continua de procesos

–       Sistema de Medición y avance de la productividad SIMAPRO

Asimismo para potenciar su labor de asesoría a las empresas del sector, Otic Agrocap desarrolló:

–       El manual de buenas prácticas laborales, el que da cuenta de la legislación laboral vigente y de los requerimientos de las distintas normas de los mercados internacionales en esta materia.

–        en conjunto con ACHS desarrolló:

-Los manuales de prevención de riegos en labores de cosecha y en selección de embalaje frutas de exportación.

Por otra parte, Agrocap desarrolló la guía de auto formación y evaluación por competencias para cosecha y embalaje de uva de mesa, manzanas, paltas, cerezas, arándanos y kiwis.

Otec utilizados por año:

Un tema trascedente dando fiel cumplimiento a lo establecido en la normal legal Otic Agrocap “No posee un Otec relacionado”,  como si lo tienen incumpliendo lo establecido en la ley otros Otic.

Es así como Otic Agrocap utiliza los servicios de los Otec más idóneos de acuerdo con la materia y a la localidad de que se trate. Siempre es decisión del socio escoger , entre las alternativas que Otic Agrocap le ofrece,  con qué organismo ejecutor desea desarrollar sus actividades de capacitación.

En la tabla siguiente se presentan los Otec utilizados en los últimos seis años:

 

Áreas de capacitación:

En tanto somos una Otic especializado en el sector frutícola y Agroindustrial, se presentan a continuación la importancia relativa de las distintas áreas de capacitacion en que nuestros asociados han privilegiado el desarrollo de sus cursos durante el año 2018:

Estacionalidad:Como señaláramos mas arriba, la estacionalidad de la producción redunda en la estacionalidad de la capacitación,  pues hay ciertos meses en los cuales se esta cosechando y en consecuencia no resulta posible realizar capacitaciones, salvo algunas excepciones,  y ésta se concreta más bien en los meses en los cuales se desarrolló el proceso productivo.

Esto varía según la región y la especie de que se trate, a continuación, se muestra el total de trabajadores capacitados por mes a través de la intermediación de Otic Agrocap en el año 2017 y 2018.

Comentarios Finales:

 

Es importante tener en consideración que el primer beneficiario de la capacitación es el trabajador. Es él quien adquiere nuevas competencias, es decir, conocimientos, habilidades y actitudes que le permiten mejorar su trabajo, aumentar su empleabilidad e idealmente mejorar sus ingresos.

La empresa se beneficia con el mejor desempeño de sus trabajadores.

En consecuencia, al “eliminar el tramo de 100% gratuidad” que actualmente tiene la franquicia tributaria se afectará directamente a los trabajadores, según el artículo 37 del nuevo proyecto de Ley, por cuanto habrá empresas especialmente, las de menor tamaño, que no podrán financiar la capacitación de sus trabajadores. Por lo que en definitiva estimamos una importante disminución en el número de trabajadores capacitados, si esta medida se implementa.

Por otra parte,  también se afecta la capacitación de los trabajadores si se cambia el concepto que permite acceder a la franquicia tributaria desde el aporte al Otic,  que es un beneficio al cual hoy día tienen acceso los trabajadores mediante la capacitación financiada por su empresa,  por el concepto de solo franquicia tributaria por capacitación efectivamente realizada durante el año, según se establece en el artículo 38 del nuevo proyecto de Ley, es decir estas dos medidas atentan contra beneficios ganados por los trabajadores a lo largo del tiempo,  y que de concretarse, afectarán directamente a los trabajadores que se pretende beneficiar.

En concreto son dos medidas contradictorias con los objetivos perseguidos que son mejorar la empleabilidad,  y los ingresos de los trabajadores mediante la capacitación que establece.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *