Destacó la autoridad del agro, durante un encuentro con la prensa, en el cual hizo un balance de lo realizado y los desafíos a futuro para el sector.

Los avances en China, precisó, son resultado del Tratado de Libre Comercio que existe entre ambas naciones hace 11 años, y los esfuerzos públicos y privados por abrir el mercado a los diversos productos nacionales, y llegar en las condiciones y calidad que los consumidores chinos requieren

Ministro-de-Agricultura-de-ChileChile se ha consolidado como potencia agroalimentaria y lo reflejan sus exportaciones agrícolas y forestales que marcaron en 2017 un hito histórico al ser China el principal mercado de destino, desplazando a Estados Unidos y la Unión Europea.

Tras el Tratado de Libre Comercio entre Chile y China, que entró en vigencia hace 11 años y que desgravó de inmediato más del 85% de los bienes, dejando el resto con carencias por cinco y 10 años, plazo que ya se cumplió , es que el Gigante de Asia ha adquirido una relevancia significativa en los destinos de las exportaciones agropecuarias chilenas; así lo destacó el ministro de Agricultura, Carlos Furche, en un encuentro de fin de año con la prensa local e internacional.

Furche mencionó con satisfacción el desarrollo del sector, sin desconocer los desafíos en el futuro inmediato en una cartera que durante años fue un frecuente dolor de cabeza para los gobiernos. Y es que las cifras dan cuenta de la creciente importancia de China, hacia donde las exportaciones han crecido en 27% en lo que va corrido del año. Hace una década, el volumen comercial era “insignificante y todo cobre, mientras hoy en la canasta exportadora la producción agroalimentaria tiene una mayor significancia” al punto de que “Chile es el principal abastecedor de fruta fresca en Shanghai”, puntualizó.

El ministro mencionó la producción chilena de cerezas, que en un 85% se va a China, con entradas por mil millones de dólares y, en el caso de las nueces, bordea los 500 millones de dólares.

“Con China hemos tenido una relación comercial impecable. Nunca hemos tenido una controversia. Es una relación que ha beneficiado a ambas partes”, relevó.

Agregó que “la gran asignatura pendiente es la inversión (…) China es un país exportador de capitales y nosotros no hemos sido capaces de constituirnos en un destino atractivo para ellos”. Asimismo argumentó que “para un país como Chile, con un recurso tierra escaso, y por tanto muy caro, requiere procesos industriales, de maquinaria que le permitan dar otro gran salto”.

“Chile es lejos el líder en el hemisferio sur en producción de fruta”, destacó la autoridad del Agro, agregando que ello se debe a la situación privilegiada de llegar a los mercados del Norte casi sin competencia, en contra estación.

Evaluación y Desafíos

A dos meses y medio del término del gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, el ministro evaluó estos cuatro años como “dinámicos, activos y con una apertura de desarrollo claro hacia el futuro”.

“Uno puede anticipar un proceso continuo de transformaciones y que la agricultura chilena va en la dirección que lo amerita para aprovechar al máximo sus potencialidades”, reflexionó.

No obstante, hay desafíos importantes como “la adaptación al cambio climático, más y mejores inversión en el manejo de recursos hídricos, pero también hay que potenciar el manejo del riesgo, los seguros agrícolas, la profundización y profesionalización de la información disponible”. En esa línea, valoró el Atlas Agroclimático de las 342 comunas del país, con los distintos escenarios de aquí al 2050 y los desafíos que se abres desde el punto de vista productivo. Recalcó que Chile debe tener una mirada estratégica si se quiere duplicar el valor de las exportaciones al 2030.

Advirtió que “no vamos a pasar de 350 mil hectáreas plantadas a 700 mil, por lo que es requisito poner valor agregado”. Y la producción orgánica puede ser una alternativa, sobre todo si se considera que “Chile es el único país con el que la Unión Europea ha firmado un convenio para exportar toda su producción orgánica”, resaltó.

El Ministro destacó además la existencia de otros desafíos, como aumentar los niveles de calidad de los vinos, avanzar hacia la producción de alimentos funcionales, “cambios que hay que hacer si se quiere transitar hacia la exportación de 30 mil millones de dólares en alimentos”. Para Furche, la suerte de Chile como exportador de alimentos está muy ligada a mantener la presencia en Asia, sin abandonar EEUU, Europa y México.

Respecto de India, que en 2018 será la quinta economía mundial desplazando a Gran Bretaña y Francia, comentó que “tiene una política bastante proteccionista y que la apertura comercial es compleja porque, dicen ellos, tienen entre 700 y 800 millones de pequeños productores”.

No obstante, “es un mercado en perspectiva, al igual que Africa, con los cuales hay que tener una mirada estratégica”.

“Hay harta pega para el que venga”, bromeó, y confirmó que la nueva administración de Sebastián Piñera que asume el 11 de marzo de 2018, no incluyó a Agricultura entre las carteras con las cuales se reunió una vez electo, el 17 de diciembre.

Fuente: SimFRUIT -ANSA

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *